Consejos y cuidados para tu joyería

en November 14, 2018

Para garantizar la durabilidad de la joyería de acero y plata, que tanto quieres, deberás de tratarlas con mucho cuidado, sin importar el material del que estén hechos. Tus joyas son un complemento que te hacen sentir mejor, que representan tu identidad o que te recuerdan  a la persona que te las obsequió y por eso debes cuidarlas y darles una larga vida.

Aquí te dejamos algunos secretos para cuidarlas y las características de los materiales que se manejan en acero & plata, dentro de nuestra colección para dama y caballero.

 

¿Cómo se conservan?

La joyería es lo último que te debes poner y lo primero que te debes quitar, porque los artículos para el arreglo personal como maquillaje y perfume la dañan. Coloca tus piezas después de vestirte y después de que se hayan secado los productos que hayas utilizado.

Evita el contacto con productos químicos, como spray para el cabello, lociones, tintes de cabello, perfumes, artículos de limpieza, agua de mar, de alberca o hidromasaje, porque la plata de color o la piel pueden estropearse.

En el caso específico de la plata y el acero inoxidable se recomienda limpiarlos siempre con la franela especial para limpieza de joyería y evitar el líquido para plata, porque es muy abrasivo. El acero inoxidable, como su nombre lo dice, no se mancha ni se oxida con el agua.

 

Para una mayor duración:

Nunca te bañes, laves las manos, ni hagas ejercicio o limpieza con tus joyas puestas.

Evita golpearlas y someterlas a cambios bruscos de temperatura. Tampoco duermas con ellas, se pueden manchar y tampoco le beneficia a tu piel.

Guarda tu joyería en bolsitas individuales de tela suave (de gamuza preferentemente) sobre todo piezas delicadas como las perlas o las piedras naturales.

 

CONOCE NUESTROS MATERIALES

 

Plata .925 con recubrimiento (no se mancha):

La mayoría de nuestras piezas tienen un recubrimiento especial para evitar que se manchen. Todas están quintadas, garantizando la autenticidad de la pieza.

 

Plata dorada o rosada:

Estas piezas tienen un chapado dorado o rosado que se despintará con el tiempo, por eso es recomendable, darle el mismo cuidado que la plata con recubrimiento. Su duración depende del trato que se les dé.

 

Plata nacional .925:

Es un metal 100% nacional, de tradición y relevancia a nivel mundial. No tiene baño de rodio, por eso al estar expuesto a la luz y al medio ambiente tiende a mancharse. Vienen quintadas.

 

Acero inoxidable:

Es un metal de elevada pureza, resistente, hipoalergénico y con gran dureza y por lo tanto durabilidad. Perfecto para el uso diario. No se mancha ni se oxida con el agua. Sin embargo, si se rompe o se desolada ya no tiene reparación. Por su dureza está hecha con muchos ensambles.

 

Acero inoxidable dorado o rosado:

Son piezas hechas de acero inoxidable, pero con esmaltado de color rosa o dorado, por eso corren el riesgo de despintarse si no se les da el uso adecuado. No dura lo mismo que el acero natural.

 

Caucho y piel:

Es un material que no puede mojarse, ya que al contacto con el agua se endurece y se troza. Igualmente la piel, al mojarse, se pudre y su olor es desagradable.

 

Perlas naturales de río y madre perla:

Estas diminutas esferas hechas de nácar. Son piedras esenciales en cualquier guardarropa, son sofisticadas pero a la vez accesibles, además combinan con todo y son muy femeninas. Son gemas que nunca pasan de moda, irradian elegancia, pero a la vez son divertidas, dependiendo del atuendo que lleves puesto. Debes de cuidarlas muy bien, sin exponerlas al agua y guardarlas por separado.

 

Piedras naturales:

Amatista, cuarzo, turmalina, ágata, turquesa, lapislazuli, hematita, ojo de tigre, ojo de gato…toda una gama de piedras naturales adornan la joyería en acero & plata. Además de ser hermosas piedras que realzan cualquier diseño, reflejan buena fortuna o suerte. Están cargadas de energía y se encargan de irradiar paz emocional, equilibrio, alegría y erradicar pensamientos negativos, según la piedra que elijas.

 

¡Conoce nuestra colección!